domingo, 22 de abril de 2012

El verbo


EL VERBO

El verbo es la parte de la oración que expresa esencia, pasión, estado o acción de un sujeto.
El verbo sitúa al sujeto, generalmente, en un tiempo (presente, pasado o futuro) y tiene tres personas gramaticales para indicar quién realiza la acción (1ª,2ª o 3ª persona del singular o del plural)
Bailo.- nos indica que yo realizo la acción de bailar en un momento presente.
Bailaban.- nos indica que son ellos (3ª persona del plural) quienes realizan la acción en un tiempo pasado y esa acción, no está acabada.
Los accidentes gramaticales del verbo
El verbo es la parte de la oración que más variaciones presenta para expresar sus accidentes: tiempo, modo, número, persona, voz y aspecto. Casi todos estos accidentes están indicados por los morfemas verbales, que pueden presentarse de dos maneras:

Morfemas verbales  
Desinencias    Se unen a un lexema o raíz verbal, y varían según la persona, tiempo, modo y número.

comiéramos
com-(raíz)
-iéramos (tiempo, modo, número y persona)
Auxiliares      Se utilizan para formar los tiempos compuestos y la voz pasiva. Haber, ser y estar son los más habituales, no obstante existen otros verbos que, al encabezar una perífrasis verbal, actúan como tales.
He visto, soy amado, voy corriendo.
Como hemos dicho más arriba, gracias a las desinencias y a los verbos auxiliares obtenemos noción del tiempo, modo, número, la persona, voz y aspecto.

La voz
Un verbo puede presentarse en VOZ ACTIVA o VOZ PASIVA.
Voz activa                El sujeto realiza la acción.
                                  Yo doy una conferencia.

Voz pasiva               El sujeto no realiza la acción, sino que la recibe.
                                  Una conferencia es dada por mí.

La voz pasiva se forma siempre a partir de un verbo transitivo, con el verbo ser como auxiliar, más el participio del verbo que se conjuga. Los verbos intransitivos no pueden presentarse en voz pasiva, pues no tienen un Complemento Directo que pueda realizar la función de sujeto paciente.

Ejemplo: Verbo en voz activa: amo
Verbo en voz pasiva: soy amado

El modo verbal
El modo verbal denota la actitud del hablante con respecto a lo que dice. Existen tres modos en castellano:
Indicativo: Enuncia el hecho de manera real y objetiva
Pedro estudia medicina en la Facultad de Valencia.
Subjuntivo: Expresa deseo, temor, voluntad, suposición, etc.
Quiero que vengas.
Temo que llueva.
Imperativo: Se utiliza para formular órdenes, expresar un ruego, hacer una petición o dar un consejo.
Vienes a las doce .
Ama al prójimo.
Los tiempos verbales
El tiempo indica que la acción se realiza en un momento presente, pasado (o pretérito) o futuro.
Existen tiempos simples (formados por una sola palabra) yo hablo, ellos cantan; y tiempos compuestos (formados por dos o más) yo he hablado, yo había cantado.
Las formas compuestas se construyen con la forma del verbo haber más el participio de la forma que se conjuga.
Las personas gramaticales del verbo y su número
Cada tiempo del verbo se compone de seis formas (a excepción del presente de imperativo, como hemos visto, y de las conjugaciones de verbos defectivos), que corresponden a las tres personas gramaticales del número singular (yo, tú, él) y las tres del plural (Nosotros, vosotros y ellos). Estas personas gramaticales son los pronombres personales.
Singular                                                     Plural
yo     amaba                                               nosotros                         amábamos
      amabas                                              vosotros                         amabais
él       amaba                                                ellos                               amaban

Formas no personales del verbo
Las formas no personales del verbo son aquellas que no admiten ningún pronombre personal (yo, tú, él, nosotros, vosotros o ellos) como sujeto.
Infinitivo (-ar, -er, ir).                  simple                     cant-ar , beb-er, re-ír
                                                     compuesto              haber cantado
Gerundio (-ando, -iendo)           simple                     am-ando, beb-iendo
                                                   compuesto              habiendo amado
Participio (-ado, -ido, -so, -to, -cho)                         callado, salido, visto, hecho, impreso.

La conjugación
Llamamos conjugación al conjunto de formas en que puede aparecer un verbo, es decir, todos los tiempos de todos los modos.
Las conjugaciones en castellano: En castellano hay tres conjugaciones, según el infinitivo acabe en -ar, -er, -ir.
                                        Infinitivo
1ª Conjugación              am-ar
2ª Conjugación              beb-er
3ª Conjugación              sal-ir

El infinitivo puede aparecer en la oración como sustantivo, y realizar las mismas funciones que éste.
El comer es una satisfacción.
Clases del verbo por las relaciones funcionales que establecen
Verbo copulativo
Verbo no copulativo
A.  Por la presencia o no del objeto directo
1. Verbo Transitivo
2. Verbo intransitivo
B.  Los verbos pronominales, los que exigen la presencia de una forma pronominal en el sintagma
1. Verbo reflexivo
(Incluye al verbo recíproco)
2. Verbo cuasi-reflejo
C.  Por la existencia  o no del sujeto
1. Verbo personal
2. Verbo impersonal

Los verbos copulativos
Son las formas derivadas de:
Ser: Presenta al predicativo como una cualidad inherente, permanente del sujeto:
            Pedro es loco.
Estar: Presenta al predicativo como un estado, una situación de carácter transitorio o accidental en la que se encuentra el sujeto:
            Pedro está loco.
También funcionan como verbos copulativos las formas derivadas de: parecer, semejar, resultar, permanecer, quedar, soler, yacer, ponerse, considerarse.

Los verbos no copulativos
Son todos los demás de la lengua española. Los verbos no copulativos no exigen un predicativo obligatorio.
            Ella duerme.
            Ella duerme en el jardín.
Clase de verbos no copulativos
Por la presencia o no del objeto directo
El verbo transitivo
El verbo transitivo es aquel que lleva objeto directo. Esto quiere decir que el sujeto ejecuta la acción y ésta pasa y recae en forma directa e inmediata sobre un ser que se encuentra en el predicado.

El mecánico arregla el auto.
La paloma construye su nido.
El verbo intransitivo. El verbo intransitivo es aquel que no lleva objeto directo. Esta intransitividad se entiende de la siguiente manera: el sujeto ejecuta la acción pero ésta no afecta directamente a otro ser, pues en el predicado no está explicitado la acción verbal.
Rosita lava en el río.
El profesor dibuja con la tiza.

Por la exigencia de una forma pronominal
El verbo reflexivo o reflejo. El verbo reflexivo es aquel cuyo sujeto recibe la acción que él mismo ha ejecutado.
Yo me lavo.
Teresa se maquilla.

El verbo recíproco.
El carácter recíproco del verbo debe entenderse del modo que la acción verbal se intercambia mutuamente entre los sujetos que la realizan.
Susana y yo nos ayudamos.
Mary y Eva se envían regalos.
El verbo cuasi reflejo.
El carácter cuasi-reflejo del verbo se debe entender así: el sujeto realiza la acción verbal, pero ésta no regresa (recae) sobre él mismo.

Yo me voy.
Tú te regresas.
Por la existencia o no del sujeto

El verbo impersonal
Es aquel cuyo sujeto existe (por eso puede ser reconocido)
Verbo personal con sujeto expreso:                    Madonna canta.
Verbo personal con sujeto tácito:                        estudiamos.
El verbo impersonal
El verbo impersonal es aquel cuyo sujeto es no conocido, no definido. Todas las oraciones que tienen verbo impersonal son, en consecuencia, oraciones unimembres porque, en estas, no se puede enfrentar al sujeto con el predicado.

Nunca llueve al, sur de California
Amaneció con viento.
Granizaba seguido.